Reciclar el aceite usado

reciclar-aceite-oliva-668x400x80xX

¿Alguna vez has tirado el aceite usado para cocinar por el fregadero? Esta es una de las peoresacciones contaminantes que se pueden llevar a cabo en el hogar porque un sólo litro de aceite de uso doméstico contamina mil litros de agua. Las depuradoras no filtran el aceite así que este pasa directamente de nuestras tuberías al ecosistema.

Si no se quiere cometer este atentado medioambiental tenemos que o reciclar nosotros mismos ese aceite o llevarlo a un punto limpios, donde se recoge para su posterior tratamiento y poder darle otros usos. Ese tratamiento consiste en:

– Secar el aceite o quitar cualquier resto de agua que este pueda contener.

– Filtrar y desmineralizar para poder eliminar residuos sólidos o materiales inorgánicos.

– Destilar. Con esto se consigue un aceite rebajado que mas tarde se podrá utilizar como lubricante. Con este proceso se separan otros hidrocarburos que pueden estar mezclados en el aceite usado.

Una vez realizado este proceso estará listo para convertirse en biodiesel. Pero además se le puede darotros usos. Por ejemplo, como barnizabono o utilizarlo para la fabricación de ceras o de pinturas. Otra manera de reciclar es convertirlo en jabón.

Para hacer jabón necesitaremos dos litros de aceite usado, dos litros de agua y sosa caústica. Hay que mezclarlo todo en un recipiente dejar que hierva, añadir lejía y suavizante para mejorar el olor, ya que puede ser algo desagradable. Lo removemos todo hasta que la mezcla se vuelva sólida y dejamos enfriar hasta el día siguiente. Por último lo troceamos en pastillas.

Recogida de aceites

Ya son muchos los municipios que cuentan con puntos de recogida para el aceite usado. Desde 2007, además existen asociaciones como la Asociación Nacional de Gestores de Residuos de Aceites y Grasas Comestibles, GEREGRAS, creadas con objetivo es la recogida de aceites usados (aceites de cocina) con la finalidad del reciclaje y posterior obtención de materia prima para producir biocarburantes.

En caso de que no nos quede más remedio que tirar el aceite usado, podemos meterlo en una botella de plástico y tirar esta a la basura. Así, evitaremos que se atasquen las tuberías de nuestra casa. Existen también productos que sirven para solidificar el aceite. Sólo tenemos que añadirlo, cuando hayamos terminado de cocinar, al aceite que está caliente en la sartén y este se convertirá en una masa sólida que podremos retirar con la mano y tirar a la basura.

Si nos tomamos la molestia de reciclar reduciremos: la contaminación de las aguas, los procesos de depuración de aguas residuales serán menos costosos, la emisiones de CO2 y otros gases nocivos disminuirán debido al uso de biocarburantes. Ademas, podremos contribuir al desarrollo de un nuevo mercado de materia prima creando nuevos puestos de trabajo y reduciendo nuestra dependencia de los combustibles fósiles.