PROPUESTA EN PREVENCION DEL DELITO Y SEGURIDAD PUBLICA PARA EL MUNICIPIO DE CD. CUAUHTEMOC, ZACATECAS. 2013-2016

inseguridad

Hace ya algunos años que el crimen y la inseguridad pública se han desbordado de gran manera y es responsabilidad de todos como sociedad y los niveles de gobierno volverá a darle esa tranquilidad y seguridad a la gente, así como velar por la integridad física y la propiedad de las personas.

En Ciudad Cuauhtémoc, la violencia estructural y la criminalidad aun no son fenómenos que se hayan institucionalizado; es decir, han dejado de causar sorpresa de manera moderada para ser percibidos por la ciudadanía como “normales”, hechos cotidianos con los cuales se debe coexistir, dado que algunos delincuentes han querido constituir un virtual poder político ilegal y paralelo, pretendiendo en muchas ocasiones querer ser superiores a las instituciones del Estado.

No debemos dejar que el ánimo social se postre por la desilusión y pueda llegar a ser amedrentado por el reto de los criminales, no lleguemos a la desilusión por la incapacidad de los gobiernos para restituir la confianza y tranquilidad en la sociedad y atemoriza la insolente audacia de la delincuencia, que ha pretendido perder todo respeto por la autoridad. Debemos hacerles entender a la sociedad en general y a cierto grupo de personas quienes pretenden infringir las leyes violentando el estado de derecho y la paz pública, que con la seguridad pública no se juega.

Que la prevención del delito, el combate a la delincuencia no es a medias o con tolerancia y que no se le concederán ningún espacio por menor que sea al delincuente y que esta Corporación policiaca no se prestara a corrupción ni se permitirá que existan dentro de nuestra Corporación malos servidores públicos, no se tolerara negligencia u omisión de ninguno de nosotros, que a la postre es lo mismo, es espacio perdido que no regresa. Así mismo debemos hacer entender a la gente que urgente la participación organizada de la sociedad en el combate a la inseguridad. Es imprescindible ganar que nosotros como Corporaciones Policiacas, nos ganemos el prestigio, el respeto y la confianza de la sociedad y con ello lograremos que los criminales nos respeten. La coordinación entre los niveles de gobierno así como los recursos estatales y federales destinados a la seguridad pública son componentes de alto valor en esta lucha. Estas contribuciones pueden potenciarse significativamente con la participación ciudadana organizada y de manera permanente e institucional en la Prevención del delito y lucha contra el crimen.

Preciso, con toda energía, que no se deben escatimar recursos de ninguna índole para solucionar el problema de inseguridad pública. Los compromisos y acciones que a continuación se presentan corregirán y mantendrán, en el corto plazo, el bajo nivel de inseguridad con la misión de erradicarlo por completo de la ciudad. Para dar a la ciudadanía de Cuauhtémoc la seguridad pública que merece, la tranquilidad y la paz pública para vivir en armonía, se realizan las siguientes propuestas: La prevención del delito es la medida para atacar los factores causales del delito, incluidas las oportunidades para la comisión de éstos. Considera una variedad de acciones orientadas a evitar que el delito ocurra, ya sea a través del sistema formal de justicia criminal o bien por medio de la promoción e implementación de estrategias. Se debe establecer una relación de permanente coordinación entre la sociedad y la Corporación Policiaca de esta entidad con la finalidad de mantener relación respetuosa y cercana, para efecto de que cada quien, en el marco de sus atribuciones constitucionales, ejerzan una acción concertada y coordinada en la Prevención del delito.

Los elementos que aspiren a desempeñar tan importante cargo, deberán contar con la vocación, la experiencia, el arraigo, la honestidad, la capacidad y disciplina que reclama un puesto de tal envergadura. Mejor salario y prestaciones. Un efectivo combate a la corrupción impone la obligación del gobierno de dignificar el trabajo y las remuneraciones que perciben los policías. En el corto plazo, se debe aumentar substancialmente el salario actual que reciben los agentes de ingresos más bajos, se pretende que se les provea un seguro de vida importante, se garantizará servicio médico gratuito y se hará lo necesario para inscribir al policía a los organismos de seguridad social y vivienda.

En caso de fallecimiento en cumplimiento del deber, se entregará el importe íntegro de su salario a sus deudos directos, hasta en tanto el menor de sus hijos cumpla la mayoría de edad. Se debe reforzar y redimensionar al Instituto de Capacitación y Formación Profesional de la Policía a efecto de que no solamente egresen cadetes para incorporarse a la seguridad pública, sino que tendrán programas permanentes de educación continua para los miembros en activo, de los que será obligatorio su asistencia y evaluación aprobatoria para garantizar su permanencia en la corporación. Instalación del Programa de Estímulos, Recompensas y Reconocimientos. Como apoyo importante al esfuerzo personal de los policías, se otorgarán estímulos, recompensas y reconocimientos, de 1 a 3 meses de salario integrado, vacaciones adicionales con goce de sueldo, etc., a través de un Comité Evaluatorio del desempeño del personal. Reequipamiento de la Corporación. Independientemente que nuestra labor es la prevención del delito no estamos exentos para el combate a la delincuencia, se necesita un moderno equipamiento de la corporación, tanto en vehículos como en armamento. El banco de armas de la policía debe estar modernamente equipado; los agentes policíacos recibirán instrucción y prácticas constantes de tiro a efecto de garantizar a la comunidad que un policía armado no pondrá en riesgo la integridad física de los ciudadanos que circunstancialmente aparezcan en una escena de riesgo. Ningún ciudadano que transite por las vías públicas de Ciudad Cuauhtémoc, será amonestado o reprendido, salvo que incurra en causales de incumplimiento de las normas establecidas. Las medidas pertinentes para salvaguardar los derechos ciudadanos, estarán bajo la responsabilidad del Director de Seguridad Publica. Los elementos municipales que se vean inmersos en un procedimiento judicial, contarán con el apoyo jurídico de la corporación, hasta llegar al deslinde de las responsabilidades. Si es culpable, que se le sentencie y, si es inocente, que se le exonere.

Operativos preventivos permanentes. A efecto de reforzar la presencia policíaca en la ciudad para disuadir a los delincuentes de sus conductas ilícitas, y para cumplir con el mandato constitucional de garantizar la seguridad pública del ciudadano, se establecerá una campaña de operativos preventivos permanentes en todo el territorio municipal, con la información analizada y estratégicamente organizada. Se instalaren de manera permanente Comités Sociales Consultivos de Seguridad Pública. Se instalarán estos Comités por colonia, para la toma de decisiones que sean de importancia en general y en especial lo relativo a la Prevención del delito y la Seguridad Publica del Municipio, estos consejos estarán integrados por representantes de la sociedad a través de grupos sociales y sectores productivos de la comunidad, que sesionará en forma permanente una vez por mes, no sólo para recibir la información del estado que guarda la seguridad pública municipal, sino para proponer medidas de atención, prevención del delito y combate a la delincuencia. Buzón de denuncias anónimas. Somos conscientes de que en muchas de las veces, por la nula confianza que la población tiene en la policía, ésta se abstiene de denunciar hechos delincuenciales que suceden en la zona en la que habitan, donde proliferan robo a casa-habitación, abigeato, etc. Sin evadir o descuidar la labor preventiva de la policía y a efecto de lograr la confianza ciudadana, se instalarán inicialmente en todas las Comunidades y Zona Centro de la Cabecera Municipal, se instalaran buzones para la recepción de denuncias anónimas, a los cuales tendrá acceso exclusivamente el Director de Seguridad Publica. Toda denuncia recibida será atendida con inmediatez.

El teléfono para atención de emergencias que actualmente se tiene en vigencia, ha sido reportado constantemente por la ciudadanía de que no produce ningún resultado efectivo; por ello, se implementará el programa de teléfono de emergencia, mismo que pueda ser identificado por la mayoría de la población, para reportar toda clase de emergencias que padezca la ciudadanía y generar inmediata respuesta policíaca o de ambulancias, el cual estará atendido las 24 horas por personal capacitado para atender la emergencia que se reporte. Reordenamiento del tránsito vehicular. Es del dominio público el desorden vehicular, accidentes y lesiones que genera el incumplimiento a lo dispuesto por el Reglamento de Tránsito. Por ello, con el reforzamiento vehicular que habrá en la corporación, se aplicará en su exacta dimensión dicho reglamento para reducir la cantidad de accidentes viales en Ciudad Cuauhtémoc. Programa Permanente de Educación Vial y señalización de todo el Municipio para la Prevención del delito, con la idea de lograr una mayor conciencia en la comunidad, la educación vial será considerada como factor importante y necesario para el respeto al Reglamento de Tránsito y en consecuencia en la prevención de accidentes. Se iniciará una campaña constante en escuelas de Educación Básica, a través del cual se impartirán clases de educación vial. Estamos convencidos que estos compromisos y acciones aquí presentadas son factibles de hacer realidad; y reducirán, en el corto plazo, los índices delictivos y la elevada ola de criminalidad que impera impunemente en la ciudad.

El hartazgo de los ciudadanos llegó al límite. Han exigido, sin lograrlo, un eficaz Prevención del delito y combate al crimen. El éxito en esta tarea no requiere solamente de buenas intenciones: requiere experiencia, capacidad, honestidad y espíritu de servicio. Requiere de un combate frontal, sin temor, con mano dura, inteligente y honesta por parte de nuestra Corporación Policiaca contra la delincuencia.